Pilares del liderazgo cientifiko.com

Los 12 pilares del liderazgo

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

La cualidad de liderazgo en una sociedad o en un grupo específico resulta ser una tarea titánica si no se conocen los pilares del liderazgo. Se motiva a emprender y no a seguir a alguien, y se deben tomar decisiones importantes en poco tiempo.

Muchas personas pueden tener ideas y tener propuestas de negocios o proyectos. Sin embargo, no todos ellos tendrán la capacidad de liderar un grupo de personas que se enfoquen en una misma línea de visión y resultados.

La capacidad de manejar grupos grandes o pequeños de personas es complicada. Son caracteres distintos, convicciones y creencias diferentes que deben congeniar para obtener una meta conjunta.

Aun así, el liderazgo se debe fundamentar en principios que permita tener una orientación específica hacia un objetivo común. En esto se basan los 12 pilares del liderazgo que se detallan a continuación:

  • Ética.
  • Capacidad de liderar.
  • Trabajo en equipo.
  • Convicción.
  • Motivación.
  • Delegación.
  • Carisma.
  • Visión.
  • Permitir la participación.
  • Disciplina.
  • Capacidad de organización.
  • Serenidad.

La Ética

Es una de las virtudes fundamentales para que el liderazgo se enfoque a la dirección adecuada. Es necesario tener congruencia entre lo que se predica y lo que se practica.

Mediante una buena comunicación y participación, se puede transmitir la seguridad que emana de un líder con ética profesional. A su vez apoya a sus colaboradores de manera transparente para generar la confianza necesaria.

Cuando en un equipo se mantiene un líder con integridad, se tiene la suficiente confianza en este pilar, ya que hay coherencia entre lo que piensa, lo que dice y lo que hace.

Tener un sentido de la justicia que mantenga la confiabilidad del grupo en el líder es invaluable. Además de dar seguridad a los compañeros, este tipo de valores mantienen el respeto que se logra trabajando con alguien digno e íntegro en sus pensamientos.

Pilares del liderazgo cientifiko

La Capacidad de liderar

La capacidad de liderar o ser un líder debe ser una característica medible, palpable, que se pueda evaluar con resultados. Un liderazgo bueno pero que no tenga ninguna meta lograda durante un tiempo prudencial, no es del todo confiable.

Esto puede generar dudas al respecto y probablemente podría ser delegado con facilidad por alguien que presente resultados rápidos y mucho más concretos.

Debe ser demostrable la capacidad de un líder en muchos aspectos, incluso en sus debilidades y cómo manejarlas. Al tener un punto débil, es importante mantener el objetivo claro y no permitir que esto afecte la visión del proyecto.

A su vez, esta capacidad es uno de los pilares del liderazgo para los que se debe preparar un líder diariamente. Así se cumplen las tareas con disciplina y orden, manteniendo los efectos de la labor realizada en una forma concreta.

El Trabajo en equipo

Muchas veces una de las actividades más comprometedoras para un líder es trabajar en equipo, y hacer que las personas con las que realiza sus actividades también lo hagan.

Es uno de los pilares que no todos los líderes tienen claro cómo hacerlo bien, o no cuentan con las herramientas necesarias para desarrollar esta cualidad.

Realizar tareas separadas que se logran complementar en el objetivo final es una de las maneras de incentivar el trabajo en equipo. Al presentarse algún problema es mejor buscar soluciones entre todos y no culpables para avanzar como equipo.

La participación activa del líder en las tareas y actividades del proyecto no deben verse como algo invasivo, sino interactivo y ejemplar. Se aprende mucho de cada uno de los colaboradores y del líder por igual.

Por eso es uno de los pilares del liderazgo que, con el ejemplo, las motivaciones y el empeño diario logran la armonía necesaria para realizar tareas en equipo. De esa forma el líder mantiene una coordinación fácil de manejar.

La Convicción

Una manera de generar confianza en un equipo de trabajo es teniendo certeza de lo que se les trasmite. Estando totalmente convencido de que lo que se va a hacer es algo beneficioso para lograr un objetivo común, y es la forma correcta de llevar un liderazgo.

Un líder con convicción en las actividades del grupo genera una atmósfera de seguridad en cuanto a lo que se está haciendo. La seguridad y pasión de un líder por ejecutar las acciones de forma óptima se transmite en cada uno de sus compañeros.

Algunas empresas que se emprenden no son bien vistas por detractores que no creen en los objetivos a conseguir.

Si el líder mantiene una convicción donde sus colaboradores y compañeros lo sigan voluntariamente, se está frente a una persona con capacidad de mover y atraer a un grupo que desea lograr un propósito común.

Tener la capacidad de inspirar a otros a que vayan en su misma dirección es uno de los pilares del liderazgo más importantes. Si el líder no está convencido de lo que se va a hacer, el resto de sus trabajadores no tendrán confianza en sus decisiones.

La Motivación

Es una de las principales estrategias para mantener a flote los pilares del liderazgo en una organización. Esta característica debe estar presente al inicio de un proyecto, durante la ejecución y al final del mismo.

Para que el ritmo de trabajo del grupo se mantenga y no decaiga en algún momento debe existir una adecuada motivación. No se logrará de manera exitosa ninguna de las acciones que forman parte del proceso en desarrollo de no existir este motor.

Mantener relaciones saludables con los colaboradores y compañeros de equipo es una forma de motivar a la empatía y armonía del ambiente laboral.

Un líder debe apoyar las decisiones difíciles, tanto dentro como fuera del grupo. Es importante admitir los errores y aprender de ellos como valores que fomentan la motivación a seguir realizando tareas con este tipo de líderes.

La Delegación

Los líderes son personas que tienen cualidades extraordinarias con respecto al resto de sus compañeros. Por este tipo de características se destacan y son capaces de mantener un estatus digno de seguir.

Puede que tengan la capacidad, destreza y conocimiento necesario para realizar todas las actividades que se desglosan en un proyecto, aunque no quiere decir que deban hacerlas todas. Una de las grandes cualidades de un buen líder es delegar funciones a todos sus colaboradores.

Además de que la ejecución simultánea de tareas acorta el tiempo de culminación de cualquier trabajo en equipo, mantiene una armonía en el grupo con el mínimo de presiones y estrés posible.

Un líder que no delega no está empleando correctamente este pilar del liderazgo. De igual manera, la responsabilidad de las actividades debe ser compartida.

Para que los miembros de un equipo se sientan integrados es necesario delegar la responsabilidad de cada actividad. La autogestión permite desarrollar futuros líderes, que con la experiencia mantengan una delegación de funciones y correlación de responsabilidades entre todos los miembros del equipo.

El Carisma

El entusiasmo es contagioso y es una actitud positiva en la que los resultados óptimos son muy factibles. Un líder con esta cualidad no debe perder el horizonte cuando existan diferencias de opiniones, estancamientos de procesos o bajas de interés.

Hacer sentir bien a las personas que están alrededor durante una jornada diaria, es una cualidad de un líder carismático. No se debe confundir buen humor o ser divertido con carisma, ya que no hace falta estar todo el tiempo bromeando para tener un carisma atrayente.

Cuando se trabaja con personas que tienen un carisma atrayente y relajado, el ambiente laboral no genera estrés, molestias o incomodidad. No hay premura en abandonar los proyectos o las actividades antes de tiempo.

Un buen líder con carisma mantiene un contacto diario con los miembros del grupo o compañeros, y debe tener cualidades empáticas para que todas las acciones que se realicen sean productivas.

Mantener la cordialidad, el buen trato y la armonía entre los compañeros permite ganarse su confianza. Esta es una forma ideal de realizar proyectos y tareas que requieren de una interacción constante con personal de diferentes caracteres.

La Visión

Es necesario que uno de los pilares del liderazgo se base en tener una visión global y detallada del negocio o proyecto principal. Esto quiere decir que una visión a futuro será crucial para formar a un líder.

Un líder debe tener una noción noble que conecte las organizaciones con las aspiraciones personales de los individuos del grupo que lidera. La visión es algo que se debe comunicar constantemente, ya que puede tener sus variaciones con el paso del tiempo, aunque el objetivo esté claro.

Esta es una estrategia que los líderes visionarios emplean para saber cómo llegar al resultado esperado y cómo se va a mejorar los pasos dentro de la visión. Lo ideal es guiar al grupo de trabajo para que se logren los objetivos determinados, con tácticas claras que se sigan en todo momento.

Tener una línea directa de conexión en todo momento con el objetivo final es claramente la visión que debe tener el líder. No se debe desviar de su meta, aunque existan controversias o retrasos.

Permitir la participación

Cuando se trabaja con el equipo de manera que todos se sientan colaboradores, se consigue con esto empatía y respeto. Un buen líder es aquel que utiliza las mejores cualidades de cada miembro de su equipo a favor de un bien común.

Puede que existan colaboradores que no son tan proactivos como otros, pero que en un momento determinado de la realización de trabajos emitan una idea, un cambio trascendental o sugerencia.

Todas las opiniones deben ser escuchadas por la persona que emplea este pilar de liderazgo, ya que puede que alguna mejore un proceso e incluso evite un gasto o pérdida mayor.

De esta forma, las personas gustarán de trabajar con este tipo de líderes, ya que les ofrece la oportunidad de expresarse y ser parte activa de los procesos en los que se desenvuelve.

La Disciplina

Mantener el orden en las tareas que se proponen es una de las más importantes acciones a tomar para conservar los pilares del liderazgo a flote. Aun cuando cada quien maneja el orden desde una perspectiva distinta, la ejecución de cada tarea debe ser manejada por el líder.

Aunque el ambiente sea cordial, la disciplina en cuanto se está realizando un proyecto o tarea debe existir para que el caos no se haga eco de los resultados.

Según el tipo de actividades en el que se desempeñe cada miembro de un grupo, existirá la capacidad de realizar tareas de modo simultáneo. Aunque hay otras que deberán esperar la culminación de una para comenzar con la otra actividad.

Para ello es recomendable mantener un calendario de actividades donde se maneje el tiempo, responsables, tipo de actividad, qué función puede retener a otra y qué se requiere para que sea ejecutada.

La Capacidad de organización

Esta es otra de las primordiales cualidades que diferencia a un buen líder de alguien que solo quiere dar órdenes. Así como debe haber disciplina, trabajo en equipo y delegar funciones y actividades, la organización es imperiosa como piedra angular del líder.

Ya sea cada una de las actividades que se van a realizar, como colocar a los responsables directos, o presionar para que los tiempos se cumplan, debe existir una organización clara. Esto incluye la distribución espacial de sus colaboradores.

Toda esta organización debe venir principalmente del líder, aun cuando tenga su personal encargado de esta área. La idea inicial surge como uno de los pilares de liderazgo que son necesarios para realizar cualquier proceso dentro de un grupo.

La Serenidad

Mantener la calma en momentos estresantes es una de las cualidades más difíciles de encontrar en un buen líder. Nunca se obtienen resultados óptimos al trabajar con premuras desorganizadas, en un ambiente de estrés o con objetivos poco concretos.

Cuando existen conflictos entre algunos de los miembros del equipo, el líder debe mantener la ecuanimidad para poder enfrentar la situación y resolver lo más pronto y certero posible con el problema.

Se requiere en los momentos de mayor tensión y cuando es más difícil mantener la calma. Para lograrlo, el líder no puede mostrar preferencias, sino neutralidad y un pensamiento crítico. Este es uno de los pilares del liderazgo más complejos que existe.


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores