Plantas carnivoras cientifiko

La exuberancia de las plantas carnívoras

Por: Mou D. Khamlichi
Actualizado el 21 de marzo de 2021
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Desde hace mucho tiempo, se conoce de la presencia de las plantas carnívoras en el medio ambiente. Investigadores y científicos propusieron la existencia de estos organismos capaces de digerir diminutos insectos.

Desde la época de Darwin se sabe de la presencia de ellas, siendo él, quien observó impresionado la cantidad de insectos que se adherían a las hojas. Especialmente, al género Drosera, a las que denominó plantas insectívoras; llamadas así en un principio al tener la falsa creencia que solo ingerían insectos.

Posteriormente, se descubrió que digieren invertebrados, arañas, pequeños vertebrados, murciélagos, lagartos y hasta diminutos ratones. Es por ello que, de un modo más generalizado, se les denomina plantas carnívoras. Ahora describiremos, qué son, a qué tipo de plantas nos referimos y su relación simbiótica con nuestro ambiente.

Plantas carnivoras

Las plantas carnívoras ¿Qué son en realidad?

Cuando hablamos de plantas carnívoras nos referimos a organismos capaces de absorber la luz como fuente de energía. En otras palabras, son fototrófos. Preparadas para atraer pequeños animales para digerirlos y completar el aporte extra de nutrientes necesarios para subsistir. Sobre todo, en hábitats bajos en nutrientes como nitrógeno y fósforo.

Es así, que estos organismos consiguen la mayoría de sus nutrientes partiendo del agua, y minerales del suelo. Esto a través, del proceso de fotosíntesis, necesario para que existan animales y plantas. Así pues, utilizan la ingesta especialmente de insectos para generar nutrientes.

En este orden de ideas, se observa que estas plantas del reino vegetales consiguen los alimentos necesarios para crecer y desarrollarse por medio del consumo de diversos protozoos, así como de varios insectos. Especialmente de los últimos, los cuales son su fuente principal de nutrición.

Distribución y origen

El hábito, y el exuberante comportamiento carnívoro, fueron originados y constituidos por la asociación artificial de las ramas dispersas del árbol evolutivo, lo que indica que es polifilético. Originándose de modo independiente en varios ordenes diferentes. Se han identificado más de 550 especies distribuidas en 9 familias y 18 géneros.

Es así como, en estudios científicos realizados, se descubrió que muchos géneros de estas plantasevolucionaron de modo independiente. En al menos seis oportunidades, y aunque en algunos casos hay especies muy parecidas casi idénticas, tienen parentescos lejanos.

Algo semejante ocurre con, las denominadas plantas jarros (Sarracenias y Nerpenthes). Sus hojas asemejan jarras e incluso emplean el mismo tipo de estrategia para atraer y entrampar sus presas, pero definitivamente progresaron con pasados distintos.

Este origen polifilético de las plantas carnívoras puede representar una evidencia de evolución coincidente o convergente, y de adaptación a condiciones específicas. De esta manera, aunque no se ha identificado con precisión el origen del hábito carnívoro; se admite que se transformó y evolucionó de cualidades específicas que en un momento poseían funciones diferentes a la inicial.

Plantas carnivoras cientifiko.com

El hábito carnívoro es una exadaptación

Según algunos investigadores, el hábito carnívoro de las plantas es en realidad una exadaptación. Es decir, la transformación de los mecanismos de trampas de las plantas carnívoras, y de las organizaciones implicadas en capturar las presas; sucedieron por coacciones del medio no relacionadas con la depredación.

Un ejemplo de lo anterior; es la sugerencia de que las sustancias vegetales viscosas o mucílagos, y los apéndices de las plantas, pelos glandulares o tricomas de los géneros Drosera y Pinguicula; se desarrollaron evolucionando como un mecanismo defensivo contra los depredadores herbívoros.

Por otro lado, algunos estudios de investigadores sostienen la teoría que las trampas de las plantas carnívoras surgieron como resultado de interacciones con algunos animales. Entre ellos, las hormigas y algunos otros pequeños animales de los que se benefician mutuamente.

Esta afirmación, está sustentada en ideas de que el jugo o néctar que las carnívoras usan para atraer presas; fue desarrollado como premio para cautivar hormigas, que las defendían de agresiones de herbívoros y de otros depredadores de estas plantas. Es así, que especies como N. bicalcarata, sostiene una interrelación mutua con algunas especies de hormigas, influenciada por el jugo o néctar.

La presencia de plantas carnívoras en diversos entornos

En otro orden de ideas, las plantas carnívoras han tenido la capacidad de expandirse y colonizar diferentes ámbitos; cálidos, templados, tropicales, semidesérticos y alpinos distribuyéndose de modo cosmopolita. Es así que, algunas de las Droseras están presentes en los cinco continentes, mientras otras habitan zonas específicas, de acuerdo a su adaptación.

Desafortunadamente, debido al proceso de adaptabilidad que las dejadesarrollarse en ambientes marginales o extremos; este es también su propio enemigo, y es que se vuelven considerablemente vulnerables a los constantes cambios en la naturaleza.

En otras palabras, los desperdicios agrícolas y la contaminación por efectos de la mano del hombre, afectan su desarrollo y supervivencia; haciendo cada vez más difícil subsistir en condiciones inadecuadas.

Plantas carnivoras

Polinización de las plantas Carnívoras

A través de diferentes investigaciones, especialmente de Darwin, allá por 1875, se entendió la importancia ecológica de las plantas carnívoras. Realizando experimentos en los que dejaba caer sobre estas plantas diferentes organismos como moscas, insectos, carne cruda, advirtiendo que de todos obtenía estímulos.

Así pues, quedó impresionado al percatarse que al dejar caer gotas de agua no sucedía lo mismo. Demostrando que el agua proveniente de la lluvia a pesar del peso de las gotas, no representaban un estímulo. Es decir, tienen la capacidad de diferenciar entre lo que es alimento y lo que no.

Mecanismos y herramientas de atracción de las plantas carnívoras

Las plantas carnívoras han desarrollado mecanismos y herramientas de atracción o captura; en función de la ausencia o no de movimientos, que se asocian al apresamiento de animales con los que se alimentan. Estos mecanismos pueden ser pasivos, caracterizados por trampas adhesivas como las que se observan en los géneros Drosophyllum y Pinguiculas.

Es así, que, en estos mecanismos, las presas quedan atrapadas por elementos mucilagosos o gelatinosos que estas plantas tienen presentes en sus hojas. Generalmente, en los sistemas pasivos la captura no implica acción alguna directa de las plantas ante la presencia de las potenciales presas.

En ese orden de ideas, hay otro tipo de mecanismo de captura pasivo donde la planta carnívora encierra pasivamente a su presa. Se ha observado este tipo de mecanismo en géneros como las Sarracenias; en las cuales las hojas han evolucionado formando una especie de recipiente donde acumulan agua.

Asimismo, cuando la presa reposa en el borde atraído por el néctar; se resbalan por efectos de la lubricación con elementos aceitosos en el borde interior de las hojas. Caen y son digeridos posteriormente, mediante un complejo sistema de digestión que aprovecha el nitrógeno que procede de la descomposición de las presas.

Por otro lado, tienen otros sistemas de captura, activos o que presentan movimientos. Estos se dividen en:

Encierro activo

Hay especies pertenecientes a las Dionaeas que tienen mecanismos que permiten cerrar sus trampas inmediatamente al ser incentivadas por contactos con sus presas. Este tipo de mecanismo de encierro activo es casi exclusivo de este género. Es así como, este mecanismo de cierre de trampas, es escasamente específico, porque cualquier contacto incluso con gotas de agua puede activarlo.

Trampas activas por succión

Así como, la otra forma de trampa activa; son exclusivas del género Utricularia, y están formadas por pequeños huecos o utrículos que cierran por tapones. Funciona conservando una diferencia de presiones entre lo interno y externo de la trampa.

Cuando una presa toca los pelos sensoriales, ubicados en los tapones u opérculos, se abren velozmente y succiona el botín. Este movimiento es casi imperceptible para la presa, ejecutado en un mini período de 30 milisegundos aproximadamente.

Plantas carnivoras

Alimentación de las plantas carnívoras

En su totalidad, tienen dispositivos para capturar animales que convierten en sus presas. Las técnicas usadas son diversas y dependen del género de estas. Mientras algunas necesitan mecanismos de abrir y cerrar, otras se mantienen a la espera de que se posen las presas en sus hojas para capturarlas.

Algunos mecanismos son:

1.  Pinzas o trampas de mandíbula

Algunas especies como la «Dionaea muscipula», es la única con este mecanismo. Tienen filamentos vibrátiles que encierran sus presas al detectarlas. Es una especie emblemática, su apariencia impresiona por el aspecto semejante a unas mandíbulas dentadas que abren y cierran ante cualquier contacto.

2.  Pelos pegajosos o trampa de pegamentos

Estas especies segrega un líquido viscoso para atrapar las presas, entre ellas encontramos la Drosera.

3.  Trampas de caída

Utilizan un depósito de fluido acuoso en el fondo para ahogar a sus víctimas. Presentan una apariencia como de jarrón o incluso copa como característica principal.

4.  Trampas mecánicas o de succión

Especies del género Uticularia presentan en el tallo este complejo mecanismo para agarrar a sus víctimas. Son plantas acuáticas. Funcionan permitiendo bombear agua succionada de los pequeños globos con tapa que poseen en cada tallo; al atrapar su presa se cierra herméticamente siendo digeridos por las enzimas liberadas.

5.  Trampas langosta/olla

El mecanismo usado por las especies del género Genilisea, es atracción por medios químicos. Sus hojas se caracterizan por parecer una ¨Y¨, incitando a la presa a entrar, para no poder salir. En ese sentido son plantas acuíferas que poseen tallos que tienen minúsculas bolsas o globos con su cerrojo o tapa.

Estos pasadizos permiten a la planta bombear el agua respondiendo a sus necesidades. Cuando un insecto pasa cerca, es succionado a la bolsa cuyo cerrojo se activa y tranca herméticamente; produciéndose el proceso de digestión a través de las enzimas liberadas.

Clasificación y tipología

Las plantas carnívoras se clasifican de acuerdo a los engaños usados para cazar sus presas en:

  1. Carnívoras, en el que su característica principal es el despliegue de sus hojas.
  2. Carnívoras, cuyo mecanismo para aprisionar la presa es el uso de vellos pegajosos.
  3. Carnívoras, poseedoras de hojuelas de formas particulares, generalmente con aspecto de copas o jarras contentivas de agua en el interior.

Se clasifican también, de acuerdo al medio ambiente donde se desenvuelven en:

  1. Carnívoras tropicales. Requieren de elevadas temperaturas, medio ambiente húmedo y sustratos ricos en alimentos.
  2. Carnívoras no tropicales. Precisan condiciones ambientales menos severas, preferiblemente cálidas en la mayor parte del año. Sobreviven a superficies con baja cantidad de nutrientes. Asimismo, presentamos algunos tipos:
  • Drosera sp. Denominada “rocío del sol”, este género alberga las especies más numerosas. Caracterizado por la manera de apresar sus presas, la cual consiste en generar un fluido viscoso azucarado permitiendo que el insecto busque alimentarse de él, quedando adherido. Un momento aprovechado por la planta para atraparlo, cerrar la trampa y asfixiarlo.

Entre las especies Droseras tenemos: D. rotundifolia, D. capensis, D. binatas, D. spatulata, y D. aliciae.

  • Sarracenias sp. Son oriundas de América del Norte, y están caracterizadas porque tienen un tubo en la base, que es generador del extracto o néctar que posibilita atraer los insectos. Estos al entrar ya no tienen salida y quedan atrapados siendo digeridos. Entre algunas de estas especies encontramos: Sarracenias leucophylla, Sarracenias flavas y Sarracenias purpuras.
  • Cephalotus follicularis. Es originaria de Australia. Es diminuta y se nutre por medio de sus hojas que se asemejan a una copa o a un jarrón; por medio del cual, coge insectos que, al no poder salir, se ahogan
  • Nepenthes. Denominadas plantas de jarros o también ¨copa de mono¨. Son oriundas de los trópicos. Sorprenden por sus trampas, repletas de un fluido azucarado o almibarado, que es utilizado para atraer y capturar insectos. Tienden a crecer tanto, que se les denomina planta carnívora gigante. Nombramos algunas de estas especies: Nepenthes bicalcarata, N. ventricosa, N. alata, N. rajah, N. attenboroughij, N. ventrata.
  • Aldrovanda vesiculosa.  Esta planta carnívora conocida también como “rueda de agua”, se encuentra en aguas sosegadas. Su mecanismo de detección de posibles presas está situado al final de las hojas; que al tropezarse se cierran y entrampan a los pequeños animales para nutrirse.
  • Darlingtonia califórnica. Presenta como característica un aspecto semejante a una víbora erguida al sacar la lengua. Tienen hojas en forma de tubo, que imitan jarros apuntando para afuera, entrampando a sus víctimas en su interior para ser digeridos posteriormente.
  • Dionaea muscipula. Es de las más reconocidas, llamada venus atrapamoscas, siendo las más explotada mediáticamente. Su aspecto hostil asemeja mandíbulas dentadas, que funcionan como trampas que cierra al detectar insectos, para luego digerirlos.
  • Drosophyllum lusitanicum. Sus hábitats naturales son los ambientes secos, y son únicas en su especie. Se adaptan mejor a estos climas, que la mayoría de las carnívoras. Son conocidas por su dificultad para cultivarlas. Presentan hojas recubiertas de gelatina o mucílagos, donde las presas se adhieren y terminan devorados.
  • Pinguicula grandiflora. Habita en climas tropicales o templados y tiene como característica principal su flor de tono visiblemente violeta, más grande de lo habitual. Atrapan sus presas en las hojas, que, al estar pegajosas, provocan que muchos insectos se adhieran, nutriéndose de ellos.

Plagas comunes en las plantas carnívoras

Como se infiere, los organismos vivos tienen amenazas, ya sea, por enfermedades o plagas. Las plantas carnívoras no escapan a procesos de depredación, enfermedades y plagas, propias del medio donde cohabitan. Algunas plagas comunes las nombramos a continuación.

  1. Pulgones. Plagas conocidas y comunes, que atacan a estas plantas.Son insectos muy pequeños, de cuerpo blando y redondeado. Caracterizados al poseer diversos colores. Algunos arremeten contra especies específicas, por ejemplo, el pulgón de la col. Algunos se alimentan de huéspedes, son polígafos, como los pulgones verdes.
  2. Cochinilla blanca. Es un chinche homóptero o chupador, que se nutre de la savia producida por estas plantas. Existen diversos géneros, generalmente con el mismo comportamiento. Caracterizados por la coloración gris, de consistencia blanda, y recubiertas de substancias cerosas de color blanco. Afectan las plantas interior y exteriormente.
  3. Anagyrus pseudococci. Es una pequeña avispa parasitoide, que usa como huésped a las cochinillas, pudiendo afectar estas plantas, al crecer en el interior de las mismas.
  4. Criptolaemus montrouzieri. Es una mariquita conocida como “destructora de cochinilla”. Es un reconocido coccinélido depredador, perteneciente al género de los coleópteros.
  5. Araña roja. Es un ácaro, que suele nutrirse de las plantas en ambientes cálidos o secos. Se confunde con las arañas, pero es un ácaro, que debe su nombre porque teje telarañas. Su voracidad alimenticia es elevada; ya que, se nutre de diversas plantas, entre ellas, las carnívoras.

Plantas carnívoras ¿Cómo cultivarlas en tu casa?

Como hemos observado, las plantas carnívoras, son exóticas por donde quiere que se les mire; aparte del particular modo de nutrirse, su vistosa estructura y color, hace que muchas personas quieran tenerlas como atractivo en sus hogares. Sin embargo, si te decides a cultivarlas en tu hogar, debes tener los cuidados necesarios y previsiones para el control y cuidado.

Es bueno aclarar, que se trata de una planta, no muy distinta a las demás, no debe tratarse como si fuera un híbrido. Necesitan de la fotosíntesis, como medio natural de generación de sustentos, compartiendo estas características con el común de las plantas.

Si vas a cultivarlas, debes entender que son plantas exóticas, vistosas pero al fin y al cabo normales. También, se debe comprender la capacidad que tienen para capturar insectos usando trampas. Asimismo, como estas proceden de distintos ambientes, debes tener en cuenta su origen.

Es fascinante observar las plantas carnívoras atrapando insectos, eso sí, lo que no observamos, es como digieren las mismas por ser un proceso interno. Esa fase inobservable interna, complementa los nutrientes necesarios para su desarrollo y subsistencia.

Mantenimiento de plantas carnívoras en el hogar

Existen muchos detalles, que debes tener en cuenta al cultivar en tu hogar, estas exóticas plantas carnívoras. Describiremos los requerimientos mínimos para su mantenimiento.

Climatización

Tiene que ser lo más cercana posible, a la de su medio natural.  Así pues, las temperaturas necesarias para subsistir las especies no tropicales, deben ser cálidas; el interior de la casa puede ser un lugar adecuado. Pero toma en consideración que, estas plantas tienen características de permanecer en estado de inactividad, en los meses de invierno.

Ese período de inactividad, puede durar de tres a cinco meses, por supuesto dependerá del tipo de planta. Pueden necesitar temperaturas que no superen los 5°C en ese estado de supuesta hibernación.

Si te has dado cuenta, entenderás que, podemos mantenerlas, dentro del hogar, buena parte del tiempo. En tiempos lluviosos, podemos sacarlas, si la temperatura lo permite o es debidamente baja, hasta puedes refrigerarlas para que puedan hibernar adecuadamente.

De igual forma, si las cultivas dentro de tu hogar, debes cuidar la ubicación; respetando colocarlas en sitios donde los rayos de luz no la alcancen directamente, ya que puede marchitarse rápidamente.

Si quieres tener éxito en su aclimatación, te resumimos los aspectos que debes tener en cuenta:

  1. Luz. Es necesario exponerlas adecuadamente a la luz solar, se necesitan unas 5 horas al día de manera directa previendo el horario de su exposición. Es recomendable evitar la luz proveniente de las horas más fuertes. En especies de las Droseras no convine la luz solar directa, ya que se daña.
  2. Temperatura. Este elemento condicionante varía si las plantas carnívoras son del tipo tropicales o no tropicales. Las tropicales, deben mantener su temperatura cálida habitual de estas áreas. Las no tropicales, como necesitan desactivarse a través del proceso de hibernación, necesitan preferentemente mantenerse a temperaturas inferiores o cercanas a los 5°C.
  3. Humedad. Todas las plantas carnívoras por sus características, requieren suficiente humedad, esto está demostrado suficientemente. Aunque hay géneros como la Drosophyllum que requiere menos que las demás.

Elección del suelo

Es necesario, elegir apropiadamente, la superficie donde puedan subsistirlas plantas carnívoras o desarrollarse de forma adecuada. El mismo debe respetar, la característica de cada género, por eso debemos elegir bien, en primer lugar la planta que deseamos cultivar; y, en segundo lugar el sustrato, donde las vamos a cultivar.

En ese sentido, debemos tener en cuenta en el momento de elegir el sustrato, que pueda retener la cantidad necesaria de agua, para el nutrimiento de las plantas. Esto tiene el objetivo de simular una superficie pantanosa, que es el hábitat en el cual generalmente se desenvuelve la mayoría de las especies de estas plantas exóticas.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que ciertos tipos de plantas carnívoras necesitan en su subsuelo alguna forma de drenaje. Para que garantice el mantenimiento de sus raíces y evite que estos puedan descomponerse o podrirse.

En ese sentido, la composición del sustrato debe tener suficiente musgo de tipo esfagno que ayuda a retener agua en el interior de la planta carnívora.

En ese orden de ideas, como estas plantas han desarrollado medios alternos para adquirir alimentos a través de otros organismos vivientes, como los insectos; la tierra donde se cultivarán no necesita tener demasiados nutrientes, simplemente hay que proveer las condiciones mínimas adecuadas para su subsistencia.

El riego en el mantenimiento de las plantas carnívoras

Tanto como el sustrato, el riego también tiene una importancia vital en el cuidado de las plantas carnívoras. Debe evitarse a toda costa utilizar agua del grifo, ya que esta contiene elementos químicos para su tratamiento, que son inadecuados para cultivar estas plantas.

Especialmente, poseen flúor y cloro, incluso alto contenido de calcio, lo que rebaja el pH, lo que influye directamente en su crecimiento. Así que, no podemos pretender almacenar constantemente agua de lluvia para el riego de estas plantas.

Sin embargo, como alternativa se puede usar agua destilada, o agua hervida y luego reposarla; esto favorecería y regularía los niveles de calcio y magnesio depositados en el fondo del recipiente, bajando la dureza del agua. Siendo así, debes sustituir el sustrato cada seis meses.

Por otra parte, el riego necesario en el mantenimiento de nuestras plantas debe ser frecuente, de manera que garanticemos que la superficie se mantenga siempre húmeda. En ese sentido se recomienda, colocar una bandeja o envase debajo de nuestra plantacon algunos centímetros cúbicos de agua; aproximadamente 2.5 ml, de modo que la planta la absorba a través de las raíces.

Plantas carnivoras

Otras recomendaciones para el mantenimiento de  estas plantas

Estos pequeños consejos ayudarán a conservar un ambiente adecuado para nuestras plantas. Debes recordar siempre sustituir y darle mantenimiento cada cierto tiempo, tanto a la superficie, como al agua. Así como, a los recipientes recomendados anteriormente, para evitar que se formen bacterias y hongos que puedan dañar nuestras plantas.

Estos extraordinarios organismos tienen la capacidad de proveerse condiciones mínimas para su subsistencia; es así que, en períodos lluviosos, debes limitar regar la planta; ya que, al estar en período de hibernación requerirá menor cantidad de fluidos.

El abono de tierra si debe estar constantemente húmedo, pero en menor proporción. Por otra parte, aquellas plantas carnívoras en la que su morfología es en forma de jarra o copa; se debe evitar en todo momento llenar esa estructura con agua. Ella está en capacidad de regular los niveles de agua necesarios en su interior.

Algunas consideraciones sobre las plantas carnívoras

Como ya estudiamos, hay una buena cantidad de plantas carnívoras en todos los continentes. Sin embargo, hay algunas que por sus características sobresalen del resto. Esto también se debe a que son más conocidas o mediáticas. Nombramos algunas en este segmento y algunas curiosidades.

  • Dosera regia. Es autóctona de Suráfrica. El significado de su nombre es ¨cubierta de roció¨, la longitud de sus hojas le dan un impresionante aspecto, llegando a medir hasta dos metros. Su flor es hermosa, se reproducen de octubre hasta abril, atrapan insectos por medio de gotas pegajosas de savia.
  • Lirio cobra. Es única en el mundo por sus característicos y llamativos colores radiantes y resplandecientes. Otra característica sobresaliente, es la singular lengua bífida que brota de ella. Las hojas rojizas de su organismo atraen sus presas por su llamativa forma de lirio; que en su interior posee bacterias simbióticas capaces de degradar y digerir los insectos.
  • Bromelias. Tienen aspecto sereno o inofensivo, pero es solo su fachada. La forma de copa de sus hojas es donde deposita agua la planta, para lograr que sus presas se ahoguen. Además, lo resbaloso de las paredes de sus hojas y tallo impide que los insectos puedan escapar. Tiene una relación simbiótica con las bacterias, por eso no se le considera carnívoras.
  • Nepenthes bicalcarata. Caracterizado por su tallo de gran envergadura. Al finalizar el tallo, posee hojas estimadas en 30 cms de diámetro, las cuales estructuran la forma de jarra o cuenca donde está ubicada la trampa. En el interior de estas jarras, están situados los líquidos almibarados que atraen por su agradable olor a las presas para ser digeridas.
  • Venus atrapamoscas. Es la planta carnívora emblemática y mediática por excelencia, por su exotismo y excentricidad. Es de las más bellas de su especie en el mundo. Esta planta pequeña con aspecto rosado o rojizo, brota en primavera.

El mecanismo de sus hojas cierra con facilidad al detectar insectos en su interior, atrapándolos para su digestión. El proceso digestivo de la venus atrapamoscas puede durar hasta diez días. Debe exponerse al sol directamente, por al menos 12 horas al día.

La luz del sol ocasiona su color, mientras más este expuesta a la luz solar mayor es su color rojizo. Necesitan mantener una alta humedad, por eso debes regarla a diario con agua. El período en el cual están adormecidas o hibernando, pueden perder sus hojas hasta activarse en el siguiente período.

Son resistentes, pudiendo soportar temperaturas desde 7°C hasta 35°C. para cultivarlas en el hogar, puedes usar un recipiente debajo del sustrato que le permite conservar su humedad.

Ciclo de vida de las carnívoras, venus atrapamoscas

Describiremos seguidamente, el ciclo de vida anual, de la especie más conocida: la venus atrapamoscas.

  • 1er año. Aparecen en la planta las primeras hojas, que la impulsarán a la planta sobre el nivel del sustrato, van evolucionando hasta aparecer las primeras y diminutas trampas. Son milimétricas, pero ciento por ciento funcionales. No alcanzarán un tamaño mayor a un centímetro en este primer año.
  • 2do año. Al pasar su primer ciclo hibernando, aparecerá la forma por la que se le conoce. Sus trampas crecerán hasta el final de este período alrededor de un centímetro.
  • 3er año. Sus trampas, estarán en capacidad de capturar botines o insectos más grandes, esto favorece su crecimiento. Viéndose más robustas y floreciendo en los períodos siguientes, pueden alcanzar unos cinco centímetros de tamaño en sus trampas.
  • 4to a 6to año. En este año se va haciendo adulta, está más madura y florecerá continuamente en verano. Comienza a sobresalir de la superficie pudiendo trasplantarse.
  • 7mo y 8vo año. Se convertirá ya en una planta muy resistente, que vivirá de acuerdo al cuidado que se le tenga. Desarrollarán bulbos parecidos en tamaño a una bola de golf. Sus trampas alcanzaran los 7 centímetros de longitud. En este período puede dividirse por el bulbo y producir otras plantas.

Períodos de actividad de las venus atrapamoscas

En los períodos de actividad, donde las venus atrapamoscas son favorecidas por factores del medio ambiente, comenzarán a desarrollarse y crecer a diario. Por ello, se debe tener cuidado si se le alimenta, porque si la presa es más grande que la trampa o la sobrepasa, puede morir.

Si es muy pequeña o diminuta no podrá compensar la energía usada al cerrar la trampa. Del mismo modo, si la trampa no logra cerrar, puede la planta considerar que no necesita nutrirse; por todo esto y aunque parezca divertido, es preferible dejar que la planta se alimente por sus propios medios.

Solo considera estar atento a preservarles las condiciones atmosféricas que las plantas carnívoras necesitan para su crecimiento. Por otro lado, todo organismo vivo nace, crece, se desarrolla y muere, es el ciclo normal de vida. Así que, si una trampa se deteriora secándose y muere, no debe generar alarma, no debe causar preocupación, es que cumplió su tiempo de vida útil.

Estas plantas son muy sensibles a pesar de su aspecto, como ya hemos planteado. Es por ello, que sufren mucho cuando son trasladas o transportadas de un sitio a otro. Es así que, mantenla en sitios fijos, ya que estas se adaptarán más o menos en una semana al nuevo sitio, retomando su época de crecimiento natural.

plantas carnívoras

La percepción humana de las plantas carnívoras

Para concluir, mentiríamos si nuestra primera expresión al referirnos a las plantas carnívoras no es de asombro. Adentrarse en el estudio de estas extraordinaria y exóticas plantas, nos ha ayudado a entender el comportamiento de las mismas. Paseándonos por sus orígenes, polinización, alimentación, clasificación y todo cuanto quisiéramos saber de la evolución de las mismas.

Los humanos, percibimos erróneamente a las plantas como seres vivientes inofensivos. Estas son capaces de desarrollar complejos mecanismos de trampas para cazar animales, matarlos para luego ingerirlos por medio de procesos digestivos específicos.

De hecho, y a pesar de, la mediatización y percepción un poco errónea que nos pueden generar estas enigmáticas plantas carnívoras; es fascinante conocer todo sobre su funcionamiento. Cuesta entender que estos seres tan llamativos sean tan comunes y normales como cualquier otra planta, es más necesitan cuidados y condiciones especiales por su delicadeza.

Por ello, si deseamos alardear cultivando estas plantas, lo mejor es documentarse sobre sus condiciones específicas y cuidados; para proveerles las condiciones necesarias para mantener su excentricidad y belleza.

Es notorio, si querías variedad no debes mirar para otro lado o buscar en sitios distintos; estos extraordinarios seres vivos son una escuela de conocimientos. En la que, se conjuga excentricidad, delicadeza, belleza con agresividad, capacidad y estrategias. Así como también, relaciones simbióticas, lo que causa un mayor enigma al ahondar en el comportamiento de estos seres vivos.

Referencias:

www.ecologiaverde.com/9-tipos-de-plantas-carnivoras-2154.html

www.todohusqvarna.com/blog/plantas-carnivoras-cuidados/

www.bioenciclopedia.com/plantas-carnivoras/


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores