Tortugas

Las tortugas: todo lo que debes saber de esta curiosa criatura

Por: Mou D. Khamlichi
Si te gusta este post, compártelo con tu amigos

Entre los miles de animales que viven en el mundo, se hallan las tortugas, un grupo de animales con características únicas y particulares que destacan entre las otras. Aunque estas características son solo una parte pequeña de toda la maravillosos y complejos que son los quelonios del planeta.

Cuentan con diferentes especies dentro de su propio orden animal, que van desde pequeños reptiles acorazados, hasta gigantescos animales con más de 600 kg. Sus variaciones no son solo de tamaño y peso, sino también de forma, color y hábitats, existiendo algunas especies que son acuáticas y otras que son terrestres.

Las particularidades de estos animales son realmente únicas, acompañándolas desde la era de los dinosaurios hasta la actualidad. Las tortugas han conservado características y comportamientos prehistóricos, lo que las ha llevado a ser objeto de innumerables estudios debido a las cualidades que poseen.

Estos reptiles de sangre fría se han hecho notorios en diferentes culturas a lo largo de la historia, logrando dejar un legado cultural con el pasar del tiempo. Sin embargo, también con el pasar de los siglos, muchos son los factores de su supervivencia natural que se han visto alterados por los cambios de la humanidad. ¡Conozcamos más acerca de ellas!

Tortugas

¿Qué son las tortugas?

Pues bien, estos reptiles son descendientes de la era de los dinosaurios, unos animales ectotérmicos que poseen como principal particularidad un caparazón en la espalda. Los caparazones de las tortugas están formados por tejido óseo y la mayor parte se encuentra unida a la columna vertebral del animal.

Debido a su coraza protectora solo se puede ver parte de su cuerpo de piel coriácea, incluyendo las patas o aletas, cabeza y cola. Estos animales son capaces de contraer sus extremidades hacia el interior de su caparazón como método de protección al sentirse intimidados por fuerzas externas.

¿De dónde proviene el nombre “tortugas”?

Existen dos posibles versiones del origen del nombre de este reptil, aunque una es sin lugar a dudas más popular y aceptada que la otra. En primer lugar, nos encontramos con la definición y explicación de la RAE, quien le atribuyó el origen del nombre de las tortugas a los griegos.

La RAE define que el origen del nombre de este animal proviene del latín “Tartarüchus” que significaba “demonio”. Esta palabra a su vez proviene del griego, en donde se denominaba “ταρταροῦχος.

Este nombre griego hacía referencia a los demonios que vivían en tártaro, un lugar que se encontraba debajo del inframundo o infierno de dicha civilización. Se cree que se denominaron con ese nombre porque habitaban los charcos de barro y poseían un aspecto considerado repugnante por la cultura oriental y cristiana.

Sus características principales

Existen varios tipos y clases de tortugas en el mundo, pero todas cumplen con ciertas características que les permiten pertenecer a este orden animal. Por ejemplo, su caparazón, así como también toda su distribución ósea, la forma en la que respiran, caminan, su morfología, los colores que pueden ver, entre otros.

Entre sus principales características se encuentran las siguientes:

  • Poseen un tamaño promedio entre 6 centímetros y 2,2 metros de longitud.
  • El peso promedio puede ir desde los 95 gramos hasta llegar a más de 600 kilogramos.
  • Se clasifican como saurópsidos por sus escamas en la epidermis, compuestas principalmente de queratina, así como su capacidad de poner huevos amnióticos.
  • Se encuentran en la orden animal de los quelonios.
  • Científicamente se les nombra como Testudines.
  • Poseen un aproximado de 220 especies diferentes en el mundo.
  • Pueden llegar a vivir alrededor de 100 años si su hábitat está en condiciones adecuadas.
  • Su dieta está compuesta de carne, frutos y plantas, por esta razón son omnívoros.
  • Se reproducen de forma ovípara.
  • Se encuentran distribuidas por todo el planeta tierra en diferentes formas, tamaños y colores.
  • Su período de gestación dura 80 días.
  • Provienen del triásico, comúnmente conocido como la era de los dinosaurios, que ocurrió hace más de 250 millones de años.
  • No son capaces de ver a color como los humanos y su visión no es tan aguda
  • Tienen un pico con bordes de sierra.
Tortugas

Múltiples colores y diversas formas de sus caparazones

Las formas y los colores de los caparazones de las tortugas están determinados por sus subespecies, el género y el clima de su hábitat. Debido a esto se pueden encontrar formas y colores exóticos alrededor de todo el mundo.

La mayoría poseen distintos tonos de verde en todo su cuerpo; pero existen otras que presentan tonos rojizos, amarillentos, blanquecinos, e incluso tonos tan oscuros que parecen negro.

Sentido del olfato

En las tortugas terrestres este sentido se encuentra sumamente desarrollado, por esa razón pueden llegar a utilizarlo incluso más que la vista para orientarse. También lo utilizan para saber si le gustará o no algún animal, fruto o planta que pretendan comerse.

En el caso de las especies de quelonios acuáticos, cuando están sumergidas en el agua su olfato aumenta considerablemente, utilizándolo para muchas actividades comunes como navegar.

Sentido del oído

Los Testudines no poseen pabellón auditivo, por esa razón no tienen orejas. En lugar de eso, tienen los tímpanos debajo de unas escamas que poseen tras la mejilla. Es por eso que este sentido no está tan desarrollado, y en su lugar es capaz de captar vibraciones del suelo.

El oído de las tortugas funciona mejor para percibir tonos graves, por eso es recomendable hablarles con la voz grave.

Sentido de la vista

Las tortugas no pueden ver a color, solo pueden percibir diferentes tonos de iluminación. Esto se debe a que no poseen conos en su retina, en su lugar solo se encuentra bastones.

Sin embargo, los Testudines poseen una vista aguda desde lejos y la aprovechan para orientarse, aunque generalmente prefieren el olfato ante la vista.

Sentido del gusto

Debido a los pocos estudios que se han hecho sobre el gusto de las tortugas solo se sabe que poseen papilas gustativas en la lengua. Esto nos hace asumir que son capaces de sentir los diferentes sabores y que utilizan su gran olfato como complemento.

Sentido del tacto

El sentido del tacto de estos reptiles está sumamente desarrollado gracias a sus miles y millones de terminales nerviosos. Son capaces de percibir dolor, humedad, temperatura, presión, entre otros.

Una característica peculiar es la capacidad de percibir dolor en el caparazón de estos animales, tanto quemaduras como roturas.

Tortugas

El caparazón

El caparazón de las tortugas está conformado por dos sectores, el espaldar y el peto. Ambos sectores están compuestos por tejidos óseos que pueden llegar a mudar con el tiempo.

El espaldar se compone de 5 hileras de placas; las centrales, las medias, las costales y las marginales. Por su parte, la parte inferior del caparazón se denomina peto, su color y forma varía entre género y especie.

En su parte interna, el caparazón se encuentra unido fijamente a la columna vertebral y las costillas, haciendo imposible el respirar con el diafragma. Por esa razón las tortugas usan otros métodos para respirar, como la contracción muscular del abdomen.

Su particular piel

Generalmente cuentan con una piel similar al cuero, denominada “semi coriácea” que se compone externamente por placas de queratina. En el caso de las tortugas terrestres dichas placas se hacen más grandes, formando escudos óseos.

Estos reptiles tienen la capacidad de mudar tanto la piel como las placas de su caparazón. No obstante, a diferencia de los otros reptiles sus mudas de piel se producen lentamente.

Sus huevos y su desarrollo

Así como los otros reptiles y las aves, los huevos de estas especies de quelonios están rodeados de una membrana de cutícula, vitelina y capas de albumen. Una vez que son expulsados por la madre, estos se colocan bajo tierra para ser incubados de manera natural.

La humedad y la temperatura del lugar donde ponen los huevos son sumamente importantes, ya que de ello depende el correcto desarrollo del embrión.

¿Por qué son de sangre fría?

Las tortugas son animales ectotérmicos, y esto las convierte en poiquilotermos. Esto significa que usan el hábitat y medio ambiente donde viven para estabilizar su temperatura corporal.

El hipotálamo se ve influenciado por la temperatura externa, el clima y la alimentación para regular la temperatura del reptil.

Respiración de los especímenes marinos

Debido a la coraza adherida a sus costillas y vértebras, las tortugas son incapaces de respirar usando su caja torácica. Por esa razón usan el abdomen para bombear la faringe.

Las tortugas de mar poseen varias particularidades a la hora de respirar. Entre ellas se encuentra su capacidad de almacenar oxígeno retenido por tiempos prolongados bajo el agua.

Así mismo también algunas especies del mar están capacitadas para absorber agua por el ano para luego hacer un proceso de extracción del oxígeno.

Otros estudios han comprobado que algunas especies pueden respirar por su piel y algunas veces hasta por su lengua.

Dieta según su especie

La alimentación de los Testudines depende principalmente de su hábitat. Esto se debe a su fácil adaptación a la hora de ingerir alimentos, ya que son omnívoros. Las tortugas terrestres, sin embargo, son completamente herbívoras y su dieta está basada en verduras, frutas y hortalizas. Incluso comen pasto y hojas comunes.

Las especies terrestres también consumen en algunas ocasiones pequeñas piedras que utilizan para aumentar las reservas de calcio que necesitan para sus caparazones. Su alimentación está complementada con una dosis considerable de luz solar diaria para metabolizar el calcio con la vitamina D3 y hacer crecer su caparazón.

Por otra parte, las tortugas marinas poseen una dieta más compleja. Las especies marinas son omnívoras completamente, incluyendo la carne de diferentes peces, moluscos crustáceos y esponjas. De igual manera consumen algas, corales y otras plantas marinas.

Todas las comidas ingeridas por las tortugas se digieren muy lentamente, lo cual se debe a su metabolismo lento. También han evolucionado durante millones de años para racionar todos los líquidos de su vejiga, incluyendo el agua.

Tortugas

La importancia de la dieta en la evolución de su pico

Debido a la supervivencia de los Testudines a lo largo de los millones de años que han existido, su pico se ha adaptado a diferentes hábitos alimenticios y distintas dietas.

Esta adaptación se ha evidenciado en la boca y mandíbula de las diferentes especies que habitan por todo el planeta. En el caso de las tortugas marinas verdes han desarrollado picos dentados capaces de morder y desgarrar tanto plantas como peces.

Por otra parte, la conocida comúnmente como “tortuga boba” ha desarrollado una gran presión en su pico, mayor que las de muchas otras especies similares. Esta presión ha sido el resultado de millones de años de evolución en donde ha tenido como dieta principal caracoles y conchas marinas.

Otro ejemplo es la enorme tortuga laúd, que ha desarrollado un pico puntiagudo muy eficaz a la hora de perforar medusas para después comerlas.

¿Cuándo se originaron?

Los primeros Testudines datan de hace más de 220 millones de años, derivándose posteriormente en diferentes especies según su adaptación al medio ambiente que las rodeaba. De igual forma, la dieta, temperatura y depredación natural fueron factores importantes para su evolución.

¿Cómo fue su evolución hasta ahora?

Los antepasados más conocidos y más relacionados con las tortugas son los Eunotosaurus. Se cree que estos dinosaurios que existieron hacen más de 200 millones de años son ancestros de los Testudines debido a sus costillas similares.

Otros dinosaurios que los expertos relacionan con los quelonios son los Pappochelys y los Eorhynchochelys que poseían características similares. Los registros y pruebas más antiguas que se tienen de fósiles de Testudines son de hace 220 millones de años, convirtiéndolos en uno de los animales más antiguos.

El primer quelonio era únicamente acuático y se denominaba Odontochelys, más antiguo que otros reptiles como las serpientes y los lagartos. El siguiente quelonio se registró hace aproximadamente 210 millones de años. Aún era primitivo pero terrestre, poseía dientes en la boca y tenía escamas en las patas.

Al principio las tortugas eran acuáticas y luego fueron terrestres, para finalmente dividirse en diferentes especies, de manera que algunas quedaron terrestres y otras acuáticas.

Tipos según su hábitat

Existen diferentes especies de tortugas en todo el mundo, algunas pueden ser de agua dulce, otras terrestres y otras marinas. Aunque generalmente los quelonios de agua pueden estar parcialmente en tierra, ya que todas ponen sus huevos en arena y tierra.

Día a día el mundo se va descubriendo mucho más El alcance de los avances tecnológicos también ha elevado la probabilidad de encontrar nuevas especies de animales, incluyendo los quelonios. Hoy en día existen aproximadamente 300 especies conocidas y registradas de tortugas por todo el mundo.

Especies de agua dulce más conocidas

Entre las especies que son más comunes en algunas zonas tropicales del planeta se encuentran las de agua dulce. Estas fueron las primeras en adaptarse después de sus ancestros dinosaurios. Entre las más conocidas se pueden encontrar:

  • Tortuga de orejas rojas: Originaria naturalmente de Estados Unidos y México, este reptil se desplaza principalmente por el Mississippi. Su promedio de longitud son 30 cm como máximo y son de color verde y amarillo con manchas rojas en el área de la oreja; de allí su nombre.
  • Tortuga de orejas amarillas: Este espécimen también se encuentra en hábitats distribuidos entre México y EE.UU. Posee una longitud de aproximadamente 30 cm y su nombre es atribuido a unas manchas amarillas que se encuentran por su cabeza y caparazón. Gran parte del tiempo le gusta estar debajo del sol.
  • Tortuga de Cumberland: Es originaria de Tennessee, así como también de Kentucky, en Estados Unidos. Algunos expertos en reptiles piensan que podría ser una evolución de la mezcla entre las de orejas rojas y las de orejas amarillas. Su dieta se basa en carne, frutas y plantas, por lo cual es omnívora.
  • Tortuga de nariz de cerdo: Este espécimen australiano y papú, posee un caparazón mucho más blando que las otras subespecies, y su cabeza es diferente en algunos aspectos. Su crecimiento máximo aproximado es de 60 cm de longitud y su peso de aproximadamente 25 kg. Son completamente acuáticas.
  • Tortuga moteada: Es una especie semiacuática de quelonios que crecen hasta 12 cm. Su caparazón es de color negro azulado con algunas manchas menores de color amarillo. Su hábitat natural es Norteamérica y en cuanto a su alimentación son omnívoras.
  • Tortuga de bulbo: Originaria de Estados Unidos, esta especie es la más desconocida en cuanto a conducta y vida salvaje. Su longitud máxima es alrededor de los 15 cm y son de un color marrón con algunas manchas de color negro. Su característico nombre se debe al bulbo de su caparazón.

Especies terrestres más conocidas

Los especímenes terrestres son los más comunes en diferentes continentes, pero existen algunas subespecies más comunes que otras. Entre las subespecies de tierra más frecuentes se encuentran:

  • Tortuga mora: Es el quelonio terrestre con más subespecies repartidas por el planeta, con un aproximado de 16 de ellas. Sus hábitats más comunes se encuentran en Asia, África y Europa. Pueden llegar a medir entre 18 y 15 cm, siendo más grandes las hembras que los machos.
  • Tortuga radiada: Su origen es la isla de Madagascar y poseen un caparazón oscuro con rayas amarillentas. Sus hábitats preferidos son los áridos y su tamaño promedio depende del sexo. Los machos pueden medir hasta 40 cm, mientras que la hembra solo alcanza unos 30 cm aproximadamente.
  • Tortuga mediterránea: Este espécimen se originó principalmente en Europa y es una especie mayormente nocturna. Generalmente los subgrupos más conocidos son de Francia, Italia y España. Su caparazón cambia de patrones y colores dependiendo la región en donde habite.
  • Tortuga terrestre argentina: Esta especie de quelonio es originaria de Sudamérica, originalmente de Argentina, Bolivia y Paraguay. Su piel es de tonos grises y el caparazón de diferentes tonos marrones con negro, son únicamente herbívoras. En morfología sexual las hembras de esta especie son más grandes.
  • Tortuga rusa: A pesar de su nombre, esta especie se puede encontrar en Asia y Europa. Su morfología sexual se inclina hacia las hembras que son más grandes que los machos. Se diferencian de otras tortugas por sus únicas 4 uñas en lugar de 5.

Especies marinas más conocidas

Las últimas en adaptarse fueron las marinas. Luego de su adaptación a la tierra estas se dirigieron durante millones de años al profundo mar; en donde a su vez se convirtieron en diferentes subespecies que poseían un pasado compartido. Entre las subespecies marinas más conocidas tenemos:

  • Tortuga verde: Sus orígenes no están completamente claros debido a que son una especie migratoria que anida en más de 80 países. Se le atribuye dicho nombre debido a la grasa verdosa encontrada bajo su caparazón. Su tamaño promedio es de 1.5 m y pueden llegar a pesar 300 kilogramos.
  • Tortuga laúd: Por ser una especie migratoria capaz de viajar aproximadamente 9000 kilómetros entre costas, su origen son las aguas tropicales y subtropicales. Pueden llegar a pesar hasta casi una tonelada aproximadamente y poseer un diámetro de más de dos y tres metros.
  • Tortuga caguama: Posee colores amarillentos y cafés en su caparazón, con algunas tonalidades naranjas. Se distribuye por los océanos Atlántico, Pacífico e Índico, con un largo aproximado de 100 centímetros y pesando hasta 200 kg.
  • Tortuga carey: habitando y migrando por los principales océanos, esta especie de quelonios se suele confundir con otras subespecies similares. Su rasgo más distintivo es su pico puntiagudo que le sirve para perforar animales marinos que están en su dieta. Puede llegar a medir 100 cm y pesar más de 40 kg.
  • Tortuga Lora: Su migración las extiende desde Venezuela hasta Canadá. Pueden llegar a medir casi un metro y pesar más de cuarenta kilogramos aproximadamente. Sus colores corporales casi en su totalidad son verde olivo, con tonos grisáceos y marrones.
  • Tortuga olivácea: Distribuidas por los océanos principales son una especie de quelonios que pueden llegar a pesar 50 kilogramos y medir hasta ochenta centímetros. Casi toda su piel es de color verde oliva, distribuyéndose por el caparazón hasta tornarse en tonos amarillentos pálidos.
  • Tortuga plana: A diferencia de las otras especies de tortugas marinas que habitan por diferentes océanos y migran por miles de kilómetros, esta es exclusiva de las costas australianas. Su característico nombre popular se debe a la forma aplanada de su caparazón. Puede llegar a pesar 90 kg y medir casi un metro.

Promedio de vida

Durante miles de años la longevidad de los Testudines ha generado curiosidad a los seres humanos. Parte de su capacidad de vivir tanto tiempo se debe a su metabolismo.

Entre las especies de estos reptiles que son capaces de vivir más años se encuentran las marinas; pues la mayoría supera los 100 años de vida y algunas los 200. Sin embargo, existen pruebas de tortugas terrestres que han vivido más 250 años en la actualidad, por ejemplo, la tortuga “Harriet”, mascota de Albert Einstein.

Como ya dijimos, su metabolismo lento es el principal causante de su longevidad. Esto se debe a que procesa tanto alimentos como grasas y administra de forma lenta todo lo que entra a su organismo.

Pueden llegar a vivir muchos años siempre y cuando no sean devoradas por sus depredadores naturales. Por otra parte, la mayoría de las tortugas marinas son cazadas en diferentes partes del mundo, por lo que su promedio de vida ha disminuido drásticamente.

Hábitats de los Testudines

Las principales subespecies terrestres son de ambientes húmedos y frescos, pero con acceso al sol diario ya que lo utilizan para regular su temperatura corporal. Muchas subespecies terrestres durante los meses más fríos del año entran en estado de hibernación por un tiempo.

Todas las especies de quelonios terrestres necesitan indispensablemente agua en su hábitat natural, ya que también la utilizan para regular su temperatura al mojarse y refrescarse. Estos animales son incapaces de regular por sí mismos su temperatura corporal y por eso usan medios externos para hacerlo.

Por su parte, los especímenes de agua dulce habitan en charcos, lagos y ríos en diferentes partes del mundo. La mayoría de estos son omnívoros y comen diferentes animales y peces que habitan en estos lugares.

A su vez las tortugas marinas tienen como hábitat todos los océanos del mundo y su distribución es global en algunas subespecies. Algunas solo viven en las costas mientras que otras solo las visitan para enterrar sus huevos y luego regresar a lo profundo del mar.

Ciclo de vida

El ciclo de vida de todas las tortugas del mundo se basa principalmente en la alimentación, la migración y la reproducción. Este ciclo es repetido periódicamente a lo largo de toda su vida.

Edad de apareamiento y el nacimiento

Al tener entre 7 y 9 años aproximadamente, variando algunas veces según la especie y subespecie, estos reptiles alcanzan su madurez sexual. Luego deben “pelear” y superar a otros de su misma especie para ganar la posibilidad de aparearse con una hembra.

El tiempo en el que se forman los huevos dentro de la hembra pueden variar según la especie. Luego serán colocados por la hembra en un terreno previamente inspeccionado que cumpla con las características de humedad y temperatura adecuadas para su desarrollo.

Los hoyos cavados por la madre son de aproximadamente 10 cm y la cantidad varia de cuatro a cien según la especie. Al pasar entre setenta y trescientos sesenta días, dependiendo de la especie, los huevos se romperán y las crías surgirán a la superficie.

Algunas subespecies pueden llegar a almacenar la esperma del macho por algunos años, lo que les da una mayor probabilidad de tener crías sin importar los contratiempos.

Conducta social de las especies marinas

Estos animales son poco sociales a diferencia de otros reptiles u otros animales del mundo. Una de las pocas veces que comparten con miembros de su misma especie es al nacer; cuando van desde los nidos hasta el mar junto a cientos y miles de otras tortugas.

Por otra parte, los otros encuentros con especímenes de su misma especie se dan en aguas poco profundas en el momento del apareamiento. Sin embargo, una vez que esto termine, vuelven a separarse.

Depredadores naturales

Los depredadores naturales de estos reptiles varían según su etapa de vida, la especie y el hábitat. Generalmente las tortugas terrestres y de agua dulce tienen como depredadores a los cocodrilos, felinos salvajes, y caninos salvajes.

Por otra parte, sus huevos también son acechados por distintos depredadores como reptiles, aves y mamíferos de diversas especies. Las subespecies marinas deTestudines tienen como depredadores principales a los tiburones, orcas asesinas e incluso a los delfines.

Los seres humanos también son depredadores de estos reptiles, ya que en algunas culturas indígenas se consume la carne de distintas subespecies.

Amenazas antinaturales

Las tortugas no solo están amenazadas por sus depredadores naturales del mundo animal. Existen amenazas antinaturales provocadas por el ser humano que está llevando a la extinción a muchos de estos reptiles.

La urbanización y el crecimiento del turismo en los hábitats de estos animales los obligan a migrar a lugares en donde no están adaptados para sobrevivir. De igual forma, los desechos químicos agregados al mar y la basura muchas veces son causantes de la muerte de miles de animales marinos.

La caza para la comercialización como mascotas exóticas también es un factor que las lleva al borde de la extinción. Por otra parte, la toma de las playas en donde las subespecies marinas ponen sus huevos también significa un riesgo para la reproducción de las subespecies acuáticas.

Datos curiosos sobre las tortugas

Estos animales han generado curiosidad a los seres humanos desde hace miles de años, sobre todo porque han estado aquí desde mucho antes que nosotros. Entre todas sus especies se encuentran extrañas curiosidades que quizás algunas personas no conocen. Entre ellas podemos mencionar:

  • A diferencia de lo que se podría creer, el caparazón de las tortugas no está compuesto por una sola pieza. En realidad, son aproximadamente 50 huesos distintos.
  • La forma de saber si una tortuga es hembra o macho es por su vientre, el cual está adaptado para el momento del apareamiento. En el caso de los machos el vientre es cóncavo (para colocarse detrás de la hembra) y en la hembra es plano.
  • Sus caparazones cumplen la misma función que las costillas cumplen en los seres humanos.
  • Las luchas entre las tortugas no son simples, en realidad cuando llegan a tener peleas entre ellas, son peleas a muerte.
  • Estos reptiles no son poseedores de cuerdas vocales.
  • En el caso de las hembras su órgano reproductor está en el orificio por el que excretan.
  • Debido a su existencia desde hace más de doscientos milenios, son uno de los animales más antiguos del planeta.
  • Las más grandes de esta especie que alguna vez pisaron la tierra llegaron a pesar 2200 kg y pertenecían al género Archelon.
  • El sexo con el que nacerán las crías se determina en el huevo, esto se debe a la temperatura del ambiente. Si hace más calor las crías nacerán hembras, si en su lugar hay mucho frio entonces serán machos.
  • En el nacimiento de las especies marinas, las primeras crías en salir de sus huevos ayudarán al resto para después dirigirse en grupo al mar.
  • Las subespecies marinas después de nacer nunca más regresan a tierra sino solamente cuando deben poner sus huevos.
  • Las subespecies más longevas pueden llegar a alcanzar su capacidad de reproducción luego de los 50 años.
  • Como ya dijimos, algunas subespecies marinas son capaces de respirar por el ano, la piel y la lengua. Esto les permite durar hasta 8 horas bajo el agua.

Las tortugas: cuidarlas significa cuidar al planeta

Las tortugas han existido durante milenios, logrando sobrevivir y adaptarse de manera impresionante a todos los cambios del planeta.

Han sido una especie que ha poblado por completo la Tierra sin alterar su equilibrio. En su lugar, se han convertido en parte de ella, volviéndose una pieza indispensable. Sin embargo, no fue hasta la era de los humanos en donde sus especies más importantes comenzaron a correr peligro de extinción.

Diversas han sido las causas, pero todas sin duda alguna han tenido que ver con acciones humanas. Desde la destrucción y contaminación de sus hábitats, hasta el calentamiento global.

Su importancia en el medio ambiente es significativa. En el caso de las marinas, tienen gran responsabilidad en mantener la salud del océano, proporcionando equilibrio al ecosistema. Por esta razón es responsabilidad de los humanos proteger y cuidar de estas especies tan importantes para la historia y el futuro.

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Testudines

www.nationalgeographic.es/animales/2017/06/10-curiosidades-en-honor-al-dia-mundial-de-las-tortugas-marinas

www.conserveturtles.org/esp/informacion-sobre-tortugas-marinas-por-que-son-importantes/


Si te gusta este post, compártelo con tu amigos
Mou D. Khamlichi

Mou D. Khamlichi

Autor

Contenido Relacionado

Más contenido creado por nuestros autores